Resultado de imagen para aguacate hass colombiano

Fuente: El Diario

Mucho se ha hablado de la posibilidad de que el aguacate se convierta en uno de los principales productos de exportación en el país y las expectativas que se tienen para su exportación son altas. Su sabor, textura y tamaño lo han convertido en una de las frutas más apetecidas del mundo.

En el mundo existen más de 20 tipos de aguacate. El Hass es el más atractivo para el mercado internacional gracias a su textura, tamaño y calidad. En Colombia, entre enero y noviembre de 2019, se exportaron 38.215 toneladas de esta variedad. Para el año 2032 se tiene la meta de exportar USD$174,8 millones, según cifras de la Instituto Colombiano Agropecuario.

 

Nuevos mercados


Recientemente se confirmó la exportación de este producto a China, una noticia que dinamizará la comercialización internacional de la fruta. Se tiene previsto el envío de 22 toneladas de aguacate Hass, proveniente de Antioquia, desde el Puerto de Cartagena de Indias hacia la ciudad de Shanghái.


“Este logro es muy importante para la industria colombiana. Es un proceso en el que varios actores han trabajado, a partir de métodos innovadores y soluciones sostenibles con el ambiente, que han permitido expandir el interés del aguacate en los consumidores de todo el mundo”, afirma Carlos Sepúlveda, Consultor de Cultivo de frutas y hortalizas de BASF, empresa dedicada a la elaboración y comercialización de químicos para una agricultura sostenible y amigable con medio ambiente.


Así mismo el pasado mes de noviembre se llevó a cabo la exportación del primer contenedor de aguacate hass de Colombia, desde Risaralda, con destino a Japón. Según Procolombia, Risaralda es el segundo departamento que exporta más aguacate en el país (después de Antioquia), pues ha crecido los cultivos y los centros de acopio de esta fruta tan importante para la canasta familiar. En el primer semestre de 2019, Risaralda reportó ventas por USD 17,5 millones, teniendo un crecimiento de 88,6 % con relación al mismo periodo del 2018.


Soluciones sostenibles


Una de las grandes problemáticas que el país enfrenta para el desarrollo y crecimiento efectivo del aguacate Hass son las enfermedades y las plagas. Por esto, la industria ofrece soluciones innovadoras, sostenibles y naturales que no afectan las cosechas y garantizan la calidad de los productos que se exportan.

Otro de los retos en los que el país se ha concentrado para impulsar esta variedad de aguacate es lograr una producción tecnificada e industrial que permita producir una fruta homogénea de alta calidad que perdure por más tiempo en perfecto estado, tal como lo exigen los mercados internacionales.


Esto requiere de una alta inversión y un cuidado extremo de los detalles en todas las fases de su desarrollo. Si el aguacate que se exporta llega con un residuo de un producto no permitido por el mercado destino, es rechazado, no solo el producto afectado, sino todo el contenedor que está en dicho lote.


“Cuidar de la alta calidad del aguacate Hass es uno de los objetivos más importantes para los próximos años. Esto significa vigilar todo el proceso de desarrollo de la planta y el control de plagas y enfermedades. Para esto, el agricultor debe contar con herramientas para un buen trabajo fitosanitario del cultivo y de esta manera garantizar los estándares internacionales de un producto que ha sido considerado durante los últimos años como una de las frutas más deseadas a nivel mundial”, concluye el experto.

Noticias - Noticias