Sábado, Julio 11, 2020
Scroll To Top

INDICADORES DEL AGRO

COMMODITY - PRODUCTO BASICO PRICE - PRECIO AGRICULTURA- GANADERIA COFFEE-CAFE USD 0,96 AZUCAR- SUGAR USD 0,1188 COCOA - CACAO USD 2,168.00 COTTON - ALGODÓN USD 0,64 LUMBER - MADERA USD 498.20 SOYBEANS - SOYA (SOJA) USD 891.50 SOYBEAN MEAL - HARINA DE SOYA (SOJA) USD 300.50 SOYBEAN OIL - ACEITE DE SOYA (SOJA) USD 28.88 CORN - MAIZ USD 339.25 OATS - AVENA USD 277.00 WHEAT - TRIGO USD 533.75 ROUGH RICE - ARROZ USD 11.91 LIVE CATTLE - GANADO LECHERO USD 99.93 FEEDER CATTLE - GANADO DE ENGORDE USD 135.85 LEAN HOG - CERDO MAGRO USD 49.63 MINERIA-COMBUSTIBLES NATURAL GAS - GAS NATURAL USD 1.83 BRENT CRUDE OIL - PETROLEO BRENT USD 42.87 LIGHT CRUDE OIL-WTI - PETROLEO WTI USD 40.15 COAL - CARBON USD 49.00 METALES GOLD - ORO USD 1,799.20 SILVER - PLATA USD 19.05 COPPER HIGH GRADE - COBRE ALTA PUREZA USD 2.89 CAMBIO DIVISAS COLOMBIA Dólar (T.R.M) 3,615.75 Euro 4,083.79 Peso mexicano 160,37 Real brasilero 675,06

Resultado de imagen para silvicultura ganaderia



Especialistas del INTA analizan las potencialidades del manejo de bosques con ganadería integrada como una actividad rentable y sostenible.

Los sistemas silvopastoriles (SSP) buscan consolidarse como una alternativa productiva y sostenible a la vez, con un gran potencial para contribuir al bienestar de las comunidades y la conservación de los ecosistemas. La combinación de ganadería y manejo de bosques nativos en un mismo predio resulta un complemento recomendado, cuando el objetivo es maximizar la eficiencia productiva y ambiental de las actividades agropecuarias y forestales.

Especialistas del INTA analizan las potencialidades del manejo de bosques con ganadería integrada, como una actividad que provee recursos productivos -carne, forrajes y madera- y brinda servicios ecosistémicos que ayudan a minimizar el cambio climático, la degradación del suelo y la pérdida de biodiversidad.

En principio, Marcelo Navall -director del INTA Santiago del Estero- repasó que los SSP se definen como una forma de manejo en la que "coexisten varios componentes: arbóreo, forrajero, ganadero, edáfico y social, y donde se generan interacciones ambientales, económicas y sociales, bajo un manejo integrado en el espacio y en el tiempo".

En este sentido, remarcó el potencial de recursos que genera esta actividad y la necesidad de realizar un manejo adecuado de los componentes. "La realidad muestra que muchos sistemas se instalaron en base a decisiones de manejo muy intensivas, orientadas sólo a producir pasto en esquemas de corto plazo", reconoció Navall.

Incluso, apuntó que existen brechas sustanciales entre el significado académico de "silvopastoril" y su aplicación habitual en terreno. "Una de las brechas más comunes es el lugar relegado que ocupa la silvicultura en la implementación de los sistemas, asociada, justamente, con la poca comprensión conceptual referida a la dinámica sistémica", explicó Navall.

Sin embargo, el significado completo "también debería considerar el componente social, que se refiere al productor y al entramado de actores políticos, institucionales, del mercado y del sector científico-tecnológico", argumentó Navall, quien ilustró: "La planificación de un SPP no termina en la tranquera del predio".

En 2015, se firmó un convenio marco entre los ex Ministerios de Agroindustria y de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación para la implementación de un acuerdo técnico y de articulación de políticas públicas. "Es una acción concreta para achicar las brechas entre el significado de SSP y su aplicación en la realidad, con el objetivo mejorar la forma en que se instalan y se manejan estos sistemas mixtos sobre ecosistemas naturales", aseguró Navall.

Además, ponderó que "uno de los aportes fundamentales del acuerdo es la formalización de una alianza entre las reparticiones nacionales encargadas de la política ganadero productiva y de la ambiental, y entre éstas y numerosas provincias". "Se trata de una forma concreta de ver el ?gran sistema', donde la política pública tiene un rol muy importante en la gestión de las modalidades de uso del suelo y sus implicancias sobre la sociedad", amplió Navall.

Del acuerdo, técnicamente llamado "Principios y Lineamientos Nacionales para el Manejo de Bosques con Ganadería Integrada (MBGI)", se desprendió la implementación del Plan Nacional MBGI que "asume el desafío de lograr una producción sustentable del bosque nativo, considerado una herramienta de desarrollo que se compatibiliza con las demandas de una población en continuo crecimiento, en un contexto de acelerado cambio climático, transformaciones en el uso del suelo y pérdida de biodiversidad", indicó el director.

Compatible con la ley de presupuestos mínimos de protección ambiental de los bosques nativos -número 26.331-, el plan admite la implantación de pasturas y prácticas con maquinarias que agilizan el manejo.


Noticias - Noticias

body:nth-of-type(1) p{ color: #333333; }